En esta entrada veremos algunas razones más que interesantes para ver La Bella y la Bestia en live-action, una película que sin duda no te dejará indiferente.

1. Los niños de los 90 la amarán
¿Recuerdas la sensación que tuviste al escuchar por primera vez la música de apertura de La Bella y la Bestia? Pues tendrás ese sentimiento otra vez. Habrá escalofríos, seguidos de alucinar con el precioso traje de Bella en tamaño adulto que será igual al de la película animada.

2. Una buena película musical
Crecimos con estos personajes: La Sirenita, Aladdin, Pocahontas, El Rey León, Mulan, Tarzán… éstas fueron las bandas sonoras de nuestra infancia. Si te gustaron las de la película original, aquí podrás volver a escucharlas, además de poder escuchar nuevas canciones pensadas únicamente para la obra en live-action.

3. Los niños de 90 aman la nostalgia
La nostalgia es algo que aman todas las personas, pero más los niños de los 90. Es raro encontrar alguien que no haya tenido el traje de baño con Ariel de la sirenita, sábanas de El Rey León o una caja de almuerzo de Pocahontas. Esta versión en live-action de La bella y la bestia se hizo para nosotros gracias a las infinitas referencias a la original.

4. Tiene una buena trama
Este tipo de películas, además de dar rienda suelta a los sueños más profundos, tienen una muy buena trama y una historia muy interesante. Sin duda será una gran experiencia poder ver en carne y hueso una historia de ensueño.

5. El amor sin límites
Bella es de esas princesas que deja la apariencia en un segundo plano y premia la personalidad por encima de cualquier cosa, por lo que ser una de las princesas que no terminaba con el típico príncipe azul gustó mucho.

Así que ya sabes, no dudes en ir a ver La Bella y la Bestia en live-action.